¿Hacerle un Tom Brady al propio Tom Brady?

Jimmy Garoppolo iniciará la temporada como QB titular de los Patriots

2072
Jimmy Garoppolo (izq) y Tom Brady

Supongo que casi todo el que sigue la NFL es conocedor de que Tom Brady, QB de los New England Patriots, no podrá empezar la temporada 2016 y deberá cumplir los cuatro partidos de sanción que le impuso Roger Goodell por su implicación en el “Deflategate”. Tras ver desestimada su apelación en los tribunales federales al QB solo le quedaba la vía de del Tribunal Supremo, ultima instancia jurídica en USA, y donde solamente se estudian el 1% de los casos que se presentan.

Ante ese panorama el QB tomó la decisión de no seguir la batalla jurídica y aceptar la sanción impuesta. Esto supone que es la segunda vez que los New England Patriots, desde que Tom Brady es el QB titular, tengan que recurrir a su QB suplente. En el año 2008 Brady se lesionaba de gravedad en el partido que abría la temporada, lo que abrió la puerta a Matt Cassel, que no desaprovechó la oportunidad y terminó con un record personal de 11 victorias y 4 derrotas.

Los Pats se quedaron fuera de los playoffs por el factor desempate, pero Matt Cassel se hizo un hombre muy rico al recibir la designación de “Franchise Player”, lo que le garantizaba un contrato de un año muy jugoso económicamente, nada mal para un QB que no había sido siquiera titular en su etapa colegial. Los Patriots terminaron encontrando un comprador para el QB. Nunca tuvieron ni la mas mínima intención de desprenderse de Brady, ni pagarle el salario aCassel. En 2009, hace exactamente 7 años, Brady tenía 32 años y venía de protagonizar una temporada histórica en 2007, la anterior a su grave lesión.

En 2016 Brady se perderá de nuevo partidos, pero en esta ocasión no por lesión, sino para cumplir la sanción impuesta por Roger Goodell. El QB elegido en esta ocasión será Jimmy Garoppolo, un QB elegido en la 2ª ronda del Draft del año 2014, por tanto su tercera temporada en la NFL. La elección de Garoppolo es la mas alta que los Patriots han utilizado en un QB en la etapa Bill Belichick, cuando se elige a un QB tan arriba la intención es que acabe jugando. La intención inicial, o eso parecía, era que Jimmy se fuera formando bajo la tutela de Brady y acceder a su puesto cuando este se retirara, pero nada indica que de momento el veterano QB se vaya a retirar, mas bien lo contrario, a juzgar por sus palabras y hechos tiene intención de seguir muchos mas años. Sin embargo Tom Brady debería de saber una cosa, y nadie mejor que él para saberlo ¿Podría Jimmy Garoppolo “hacerle un Tom Brady” al propio Tom Brady?

HACER UN «TOM BRADY»

Corría la temporada 2001, Bill Belichick estaba en su segundo año como Head Coach de los New England Patriots tras protagonizar la temporada anterior una rocambolesca salida de los New York Jets. En su primer año al frente de la franquicia el equipo había terminado con un record de 5-11 (su única temporada perdedora). El QB del equipo era Drew Bledsoe, primera elección absoluta del draft de 1993 y que esa misma pretemporada había firmado el primer contrato de 100 millones de la historia de la NFL. Bledsoe entonces era el QB indiscutible e indiscutido de los New England Patritos, el que había llevado al equipo a su segunda presencia en una Super Bowl bajo la tutela de Bill Parcells con el propio Bill Belichick de asistente. Drew Bledsoe era por aquel entonces la cara de la franquicia, su buque insignia y el jugador que mas camisetas vendía. Su popularidad en Boston estaba solamente por detrás de la de Pedro Martínez, el pitcher dominicano de los Boston Red Sox.

El equipo empezó la temporada 2001 con una derrota ante los Cincinnati Bengals. En el segundo partido las cosas no iban mucho mejor, a falta de poco mas de 5 minutos estaban perdiendo ante sus archienemigos, los New York Jets, pero fue cuando ocurrió la jugada que cambiaría para siempre la hasta entonces renqueante historia de la franquicia de Boston. El LB de los Jets Mo Williams propiciaba un fuerte golpe en el pecho a Drew Bledsoe, que lo dejaba tendido en el césped y le imposibilitaba seguir jugando. Con el marcador 10-3 a favor de los neoyorquinos saltaba al campo el QB2 de los Patriots, Tom Brady, un chico que  se había ganado el puesto en el Training Camp subiendo puestos en el roster y desplazando a Michael Bishop, el teórico suplente de Bledsoe y que contaba con experiencia como titular de su etapa en la NFL Europa. Tom Brady, elegido en la sexta ronda del draft el año anterior, era un completo desconocido para el 99% de la NFL que no fuera a la vez seguidor de los Michigan Wolverines, un equipo de la NCAA.

Drew Bledsoe y Tom Brady

En la Semana 3 Tom Brady empezó su primer partido como titular. Se enfrentaban a los Indianapolis Colts de Peyton Manning, entonces encuadrados en la AFC East y en un partido clave para ambas franquicias. Si los Patriots salían derrotados se pondrían con un peligroso récord de 0-3 y el proyecto de Belichick, que ya venía de fracasar estrepitosamente en Cleveland, amenazaba ruina. En un partido muy discreto de Tom Brady, completó 13 pases de 23 intentados para 169 yardas, números pedestres para cualquier QB incluso en 2001, los Patriots se impusieron claramente a los Colts con la ayuda del juego terrestre y una defensa que ese día asfixió a Peyton Manning, que vio como dos de sus pases eran retornados para TD.

En la Semana 4 los Patriots eran literalmente atropellados por los Miami Dolphins, al que todos consideraban el mejor equipo de la AFC East. Tom Brady ese día completaba 12 pases de 24 intentos para tan solo 86 yardas, además fue objeto de 4 sacks por la entonces temida defensa de los Dolphins.

En la Semana 5 las cosas dieron un giro de 180º ante los San Diego Chargers de Doug Flutie, el partido fue una orgía anotadora y de juego aéreo. Tom Brady, que hasta ese momento había intentado 57 pases en la NFL, lanzaba hasta en 54 ocasiones para completar 33 para 364 yardas y 2 TD, su primer partido de mas de 300 yardas. Los Patriots acabarían ganando en la prórroga y evitaron caer a una marca de 1-4, lo cual hubiera puesto de nuevo en tela de juicio la gestión de Bill Belichick.

En la Semana 5 los Patriots visitaban a los Colts y de nuevo les ganaron. En esta ocasión Tom Brady tuvo su mejor actuación hasta la fecha, completó 16 pases de 20 intentos para 202 yardas, pero mas importante aún, tres fueron para TD. Un partido sin muchas yardas, pero sí muy eficiente.

Y estos son los cuatro primeros partidos como titular de Tom Brady, un record ganador de 3-1, dos partidos que siendo generosos podemos calificar de pedestres, otro un festival aéreo de fuegos artificiales y por fin un cuarto partido muy eficiente. ¿Era eso suficiente para Bill Belichick para tomar la decisión de sentar a Drew Bledsoe y apostar por aquel completo desconocido? Pues a juzgar como le fueron las cosas a los Patriots con posterioridad sí, Bill Belichick parece que tomó la decisión acertada pese a que gran parte de la prensa de Boston, y la nacional, no pensaban igual y le recordaban lo sucedido en Cleveland con Bernie Kosar, pero esa es otra historia.

Lo que acabó sucediendo es que Tom Brady le arrebató la titularidad al entonces chico de oro de los Patriots, Drew Bledsoe, que solo acabaría jugando la final de la AFC tras lesionarse Tom Brady durante el encuentro. En la NFL entonces había una regla no escrita que dice que cuando el QB titular regresa de una lesión recupera su puesto por bien que lo estuviera haciendo el QB suplente. Bill Belichick decidió que esa regla no escrita no era para él, transgresor como siempre, y apostó por Tom Brady en detrimento de Drew Bledsoe, y esto es lo que se conoce como “Hacer un Tom Brady”.

Y ahora viene la pregunta de nuevo ¿Podría Jimmy Garoppolo hacerle un “Tom Brady” al propio Tom Brady? Si nos remitimos a la reacción de Bill Belichick en la primera rueda de prensa del Training Camp no. Si pensamos en los antecedentes de Bill Belichick todo podría pasar. Pero siendo realistas, tengo motivos para pensar qué para que Tom Brady pase a ser suplente Jimmy Garoppolo no solo deberá ganar los 4 partidos, sino que deberá tener unos números tan astronómicos y especiales que nadie dudaría que han encontrado al mejor reemplazo posible para Tom Brady.

Como hemos podido ver los números de Tom Brady en esos 4 primeros partidos fueron 74 pases completados de 121 intentados, 820 yardas y 5 TD sin intercepciones. Con esos mismos guarismos ahora en New England no habría una sola duda que Brady sería el titular en la Semana 5, aunque quizás las consecuencias para Jimmy Garoppolo serían muy diferentes, en la NFL actual eso son números peores que pedestres y la sombra sobre si es un futurible QB empezaría a planear en New England.

¿Pero y si Jimmy Garoppolo se sale de la tabla y firma unos números astronómicos y se confirma como un sucesor a la Steve Young o Aaron Rodgers para el propio Tom Brady? Entonces quizás podamos ver lo que hemos llamado “Hacer un Tom Brady” al propio Tom Brady, pero es un escenario que nadie puede negar sería el mas interesante que podría ofrecer la NFL en esta temporada, una controversia sobre QB en New England. ¿Continuas con Jimmy Garoppolo y sientas a Tom Brady? ¿Empiezas a tantear la posibilidad de traspasar a Jimmy Garoppolo por elecciones de draft y quizás jugadores? ¿Convences a Jimmy Garoppolo de que se quede y le prometes la titularidad en X años tras una buena renovación en la próxima post temporada?

No tengo ninguna duda de que ese escenario sería el mejor de los finales posibles para la saga del Deflategate, además de tener la oportunidad de ver qué haría Bill Belichick, con fama de no casarse con nada ni nadie. Cuando los San Francisco 49ers se vieron en una parecida con Steve Young mandaron a su leyenda Joe Montana a Kansas. Algo similar pasó con los Green Bay Packers y Brett Favre, desplazado en favor de Aaron Rodgers. En los Indianapolis Colts tampoco tuvieron reparos en cortar a Peyton Manning cuando vieron que Andrew Luck les llegaba en el draft. En todos aquellos casos las franquicias apostaron por el futuro en la posición por legendario, títulos, números y grande que fuera quien era el QB en aquellos momentos. Además qué demonios, si quieres terminar igual que aquellos QB legendarios, que mejor manera de hacerlo que viéndote desplazado de la titularidad, y que mejor manera de hacerlo que “Hacerle un Tom Brady” al propio Tom Brady.