NEW YORK GIANTS

RANKINGS 2015 (6-10, 3º NFC EAST)

Ataque Media NFL
Puntos Anotados 26,3
Yardas Totales 372,3
Yardas de Carrera 100,6 19º
Yardas de Pase 271,7
Defensa Media NFL
Puntos encajados 27,6 30º
Yds tot. permitidas 420,3 32º
Yds car. permitidas 121,4 24º
Yds pas. permitidas 298,9 32º

TRANSACCIONES PRINCIPALES

SALIDAS:

Robert Ayers, DE (Tampa Bay)
Prince Amukamara, CB (Jaguars)
Geoff Schwartz, OL (Detroit)
Markus Kuhn, DT (New England)
Rueben Randle, WR (Philadelphia)
Josh Brown, K (F.A.)
Cullen Jenkins, DE (F.A.)
Brandon Meriweather, S (F.A.)
Hakeem Nicks, WR (F.A.)
Jon Beason, LB (Ret)

LLEGADAS:

Damon Harrison, DL (NY Jets)
Janoris Jenkins, CB (Los Angeles)
Olivier Vernon, DE (Miami)
Will Johnson, FB (Pittsburgh)
Bobby Rainey, RB (Tampa Bay)
Keenan Robinson, LB (Washington)

 

 

DRAFT CLASS 2016

1(10) Eli Apple CB Ohio State
2(9) Sterling Shepard WR Oklahoma
3(8) Darian Thompson S Boise State
4(11) B.J. Goodson ILB Clemson
5(10) Paul Perkins RB UCLA
6(9) Jerell Adams TE South Carolina

Terminó la gloriosa aunque irregular era de Tom Coughlin en la Gran Manzana. Desde aquí, no podemos más que agradecerle a este carismático entrenador todos los éxitos que nos ha traído a la franquicia de los Giants. Pocos entrenadores pueden presumir de dos Super Bowls en 4 años y una ética de trabajo impecable. Pese a ello, el cansancio, desgaste del entorno y la dificultad de adaptación a una liga tan cambiante, ha propiciado el más que pronosticado relevo del viejo Coughlin.

Pero, a rey muerto rey puesto, y Ben McAdoo (antiguo coordinador ofensivo) se hará con el mando del equipo este año. Su papel no es nada fácil, pues coge una de las franquicias históricas con un mercado más exigente, cuyos dirigentes (en la cuerda floja también) han echado el resto en la Agencia Libre con fichajes de relumbrón a precios estratosféricos.
Con este panorama, el nuevo HC debe plantear una temporada donde demasiados factores se presentan como una incógnita, incluido él mismo.

Eli Manning. Sí, Eli Manning es la clave de este ataque. Cuenta con uno de los mejores WR de la competición, un cuerpo de receptores decentes, una línea joven e inexperta, un juego de carrera en desarrollo y un grupo de Tight Ends muy cogido con alfileres. Y con esto, el tío tiene que ganar los partidos. Ya lo conocemos, capaz de lo mejor, de lo peor, de acabar con la camiseta blanca impoluta, anotando 3 ó 4 TD (uno de ellos a falta de segundos para ganar el partido), o puede acabar con césped en el casco, con 3 ó 4 intercepciones, salir del campo cojo y no ser capaz de lanzar un pase a las manos del WR, pero una cosa no cambiará. Siempre tiene la misma cara impasible. Viene de una temporada buena en cuanto a números, mala en cuanto a sensaciones, pero sólo nos queda aferrarnos a su veteranía y talento para sacar la temporada adelante. Le sobra de ambos.

Rashad Jennings será el corredor principal. El año pasado comenzó a jugar bien a mitad de temporada, cuando comenzó a ser el feature back del ataque, en lugar de repartirse los acarreos con Andre Williams. A priori, Jennings debería estar en el 70-80% de los snaps de ataque, dejando a Andre Williams que se desarrolle en su segundo año, aprovechando su juventud y potencia en jugadas de goal line, y con el versátil Shane Vereen en jugadas claramente de pase buscando una opción segura de 1er down o screens. Como Jennings no rinda, Williams o el rookie Paul Perkins podrían tomar más protagonismo en el ataque.

Will Johnson se postula como el FB titular, aunque en una liga cada vez orientada más al pase, su rol será muy secundario.

MVP ATAQUE. Odell Beckham Jr. Ha devuelto la ilusión a la franquicia, a la ciudad y a los aficionados del football espectáculo. Talento a raudales, carisma infinito, agresividad, juventud, ética de trabajo… Lo tiene todo para ser el WR que domine la liga los próximos años.

Los WR son una muy buena unidad gracias a un nombre: Odell Beckham Jr, la nueva musa de Nueva York. El nivel mediático de este jugador ha hecho que sea la nueva starlet del deporte neoyorquino, por delante incluso del Knick Carmelo Anthony. Su excentricidad estética fuera del campo, junto con sus excelentes manos y rutas, el control de su cuerpo y su juventud han hecho de él la imagen del equipo. Con más de 90 recepciones, más de 1400 yardas y 13 TD, sus números lo avalan. La pérdida de Antwaan Randle El y la vuelta de Victor Cruz harán que el ataque deba modificarse debido a las diferentes características de los WR. Si Cruz está sano, lo normal sería que el rookie Sterling Shepard, de Oklahoma, fuera el WR número 2, dejando a Cruz en el slot. Pero eso dependerá mucho del estado físico de Cruz. El explosivo Dwayne Harris será el 4º receptor del roster, combinándolo con sus tareas de retornador.

El cuerpo de TE lleva años buscando un jugador de referencia sin éxito. Las últimas temporadas han pasado muchos de ellos sin acabar de cuajar en el equipo, o marchándose a otra franquicia después de un buen año. Esta temporada, la lucha por el puesto estará entre Will Tye y Larry Donell. El rookie Jerrell Adams podría ser el tercero en jugadas de Goal Line o para obtener minutos. Tye le quitó el puesto a Donnell en la jornada 9, y mejoró sustancialmente la aportación de Donnell, sin tirar cohetes tampoco. Entre los dos, combinaron para 700 yardas y 5 TD, lo cual nos muestra que los Giants no cuentan mucho con los TE como primera opción de ataque.

La OL de los Giants, sin duda, tiene su punto fuerte en el centro. Justin Pugh en el Left Guard se mostró un excelente jugador, así como Weston Richburg como Center que tuvo una campaña notable en su primer año en la posición. John Jerry cumplió decentemente como Right Guard, pero los Tackles fueron el gran lunar de la línea de ataque. Es de esperar que Ereck Flowers mejore (esperemos que mucho) en el Left Tackle, mientras que Marshall Newhouse es un Tackle con 6 años de experiencia, y nunca ha demostrado tener la calidad suficiente para ser un Tackle dominante, sobretodo en la defensa del pase.

Con un ataque que fue 7º en yardas aéreas y 18º en yardas terrestres, la filosofía de este año es volver a un ataque balanceado pero explosivo, pudiendo controlar el reloj y haciendo creíble el play action que tan bien ha ido a Eli Manning en los años pasados y aprovechar el enorme talento del cuerpo de WR, con Beckham a la cabeza.

La línea de defensa de los Giants se ha convertido en la niña bonita de la defensa. La millonada gastada para traer a Olivier Vernon y a Damon Harrison debe empezar a rendir desde el minuto 1 del partido inaugural contra los Cowboys, o el experimento habrá fracasado. Con un DE explosivo y rápido como Vernon, Jason Pierre Paul debería volver a su nivel de 2011 o acercarse mucho. Con estos dos DE compenetrados, Damon Harrison y Johnathan Hankins deberían causar estragos en el pocket rival, asfaltando a todo corredor insensato que intente correr por el centro custodiado por estos dos mastodontes. Dos titanes en el medio de la línea que deberían hacer tener pesadillas a la OL rival el día antes del partido.

MVP DEFENSA. Jason Pierre Paul. Después de su grave (y estúpida) lesión, la defensa necesita su veteranía y liderazgo. Puede que Vernon y Harrison le quiten protagonismo en la línea, pero debe ocupar el rol que dejó Justin Tuck, y el tío lo tiene todo para cargarse la unidad a las espaldas.

Pero, como no es oro todo lo que reluce, el mediocre cuerpo de LB’s es lo que debe dar esperanzas a los RB rivales. Devon Kennard es un buen jugador, versátil, pero no va a ser un nombre destacado, mientras que JT Thomas jugó un buen papel en la cobertura de pase, y Jasper Brinkley lo hizo bien ante la carrera, Keenan Robinson y Johnathan Casillas jugarán también un papel importante en la rotación, y tratarán de hacerse un hueco en una unidad que no destaca en nada positivo. Sin duda, el gran lastre de la defensa.

La secundaria también ha recibido un gran fichaje (al menos en cuanto a dinero), y es que han paliado la marcha de Prince Amukamara con el CB de los Rams Janoris Jenkins. Jenkins hará pareja con Dominique Rodgers-Cromartie, lo que, sobre el papel, nos deja una pareja de CB’s de entre las más talentosas de la liga. Por detrás, el controvertido primer pick del Draft, Eli Apple, tendrá muchos snaps como Nickel Back,así que deberá aportar desde prácticamente el primer día. Como Free-Safety, Landon Collins tuvo un año rookie para olvidar, y a su lado, Cooper Taylor o el rookie Darian Thompson podrían comenzar la temporada, pero ofrecen muy pocas garantías.

La defensa de los Giants, eso sí, cuenta con dos de las claves para ganar en esta liga: presión al QB y capacidad de defender el paso. La buena labor del staff de los Giants, con Steve Spagnuolo a la cabeza, deberá dar con la tecla correcta y consigan una consistencia defensiva suficiente para poder ganar los partidos que el ataque no pueda, o evite perder los partidos que el ataque gane.

Después de años vagando en la mediocridad, los Giants encontraron un muy buen retornador en la figura de Dwayne Harris. Promedió casi 30 yardas de retorno de Kick Off, 10 de punt y anotó un TD en ambas categorías, ayudando al equipo a conseguir buenas posiciones de campo.

Josh Brown tiene 37 añazos (como yo, así que ojito) y con una fiabilidad notable, no parece que su pierna pierda fuerza, así que es un kicker muy fiable tanto en Field Goals (93% en 2015 y 91% en sus 3 últimos años), como en los Kick Off.

Brad Wing jugará su segundo año en los Giants, donde tuvo una espléndida temporada, demostrando una potencia de pierna brutal, una muy buena dirección y una buena capacidad para chutar los punts dentro de la 20 (33 de 76 el pasado año), así que se prevee que podemos tener punter para años.

– Odell Beckham Jr y lo que condiciona las defensas rivales será la gran baza de un ataque explosivo
– Las caras nuevas de la defensa hacen de esta unidad, al menos, una de las que todo el mundo va a querer ver jugar. Talento a manos llenas
– La veteranía de Manning y el cambio de aires en el staff deberían hacer un gameplan que se adapte mejor al QB de OleMiss
– Los OT serán un lastre si no mejoran. El juego de pase pasa en gran medida por la actuación de estos
– Los LB llevan años entre los peores cuerpos de la liga. Desde Antonio Pierce, no ha habido un MLB que fuera un auténtico líder
– La gran apuesta en defensa, si sale mal, puede llevarse por delante varias cabezas y obligar a hacer una reconstrucción que no será fácil con esa cantidad de dinero gastada

Comenta la actualidad de los NEW YORK GIANTS en su Post Oficial de nuestro foro.