Emotiva inducción de Brett Favre en el HoF de los Packers

706
Brett Favre recibe la ovación del público (Wisconsin Journal)
Brett Favre recibe la ovación del público (Wisconsin Journal)
Brett Favre recibe la ovación del público (Milwaukee Journal)

Lambeau Field se vistió de gala para recibir a uno de sus grandes ídolos. Aparcados los egos y las diferencias que durante un tiempo alejaron al mito de los fans que le auparon a los altares, el estadio de los Green Bay Packers firmó un lleno hasta la bandera para homenajear a Brett Lorenzo Favre cuyo número 4 ya no volverá a ser lucido por nadie en un uniforme «quesero».

«Fue como si nunca me hubiera ido, fue una gran sensación. Cuando veo el Salón de la Fama de los Packers, creo que compite con el Salón de la Fama de la NFL», declaró Favre en su regreso a «Title Town».

Más de cuatro minutos de sonora ovación, en los que el ex-quarterback ni pudo evitar las lagrimas, dejaron bien a las claras que los seguidores de la franquicia de Wisconsin llevaban tiempo esperando ese momento.

«Me trae grandes recuerdos estar en este estadio. No esperaba semejante ovación. Estoy un poco avergonzado que todo esto sea por mí, es mucho más de lo que soñé. Estoy bendecido de estar aquí no sólo por esta noche, sino para siempre. Puedo sentarme aquí y darles las gracias hasta mañana y no sería suficiente», añadió.

Brett Favre llegó a los Packers con 23 años en 1991 procedente de los Atlanta Falcons y durante 16 campañas militó en un equipo al que lideró hasta llevarlo de nuevo a la cima logrando la Super Bowl XXXI en 1997 al tiempo que acumulaba hasta tres premios como (MVP) mejor jugador de la liga (1996, 1996, 1997).

En 2008, después de anunciar su retirada y de que el equipo apostara por iniciar el «training camp» con Aaron Rodgers, surgieron los problemas con la franquicia que terminaron con Favre en las filas de los New York Jets. Un año después fue traspasado a los Minnesota Vikings donde logró dos victorias ante los Packers deteriorando aún más su imagen en la bahía. En 2010, a los 41 años, y con 508 touchdowns y más de 70.000 yardas de pase acumuladas, anuncio su retirada definitiva.

Está claro que el tiempo ha curado las heridas y Favre, que posee los récords de la franquicia de yardas de pase, pases completados, pases de touchdown, pases intentados e intercepciones además de ser incluido en el equipo ideal de la década de los 90, ha recuperado su sitio en el corazón de los fans de Green Bay.