Boston se echa a la calle para aclamar a los Patriots

835
Julian Edelman en plena celebración (Boston.com)
Julian Edelman en plena celebración (Boston.com)

No importó el frío ni la nieve. Por cuarta vez en los últimos 14 años los Patriots fueron aclamados por los fans de Nueva Inglaterra que abarrotaron las calles por las que transcurrió el desfile triunfal de los campeones de la Super Bowl XLIX.

A bordo de los tradicionales «duck boats» (botes anfibios) bostonianos los jugadores de los Pats disfrutaron de una celebración épica. Tom Brady, con su hijo mayor Benjamin en brazos fue sin duda uno de los protagonistas pero Rob Gronkoski, ataviado con un gorro de los minions y bebiendo cerveza a lo largo del trayecto, y Julian Edelman, quitándose la chaqueta y arrojándola al suelo a pesar del gélido ambiente, centraron las miradas de los fans.

El desfile, que estaba previsto originalmente para el lunes, tuvo que ser pospuesto hasta el miércoles por culpa de la fuerte nevada que azotó la ciudad. A pesar de todo resultó un éxito y 25 duck boats, 5 camiones plataforma, 4 camiones encargados de arrojar el confeti y otros 2 para los medios circularon por las calles cortadas de la ciudad de Boston.

GALERIA (Boston Globe)