El Hall of Fame ya tiene siete nuevos inmortales

975
De izquierda a derecha Aeneas Williams, Derrick Brooks, Claude Humphrey, Michael Strahan, Walter Jones, Ray Guy y Andre Reed (AP)
De izquierda a derecha Aeneas Williams, Derrick Brooks, Claude Humphrey, Michael Strahan, Walter Jones, Ray Guy y Andre Reed (AP)
De izquierda a derecha Aeneas Williams, Derrick Brooks, Claude Humphrey, Michael Strahan, Walter Jones, Ray Guy y Andre Reed (AP)

Como viene siendo habitual, tras una emotiva ceremonia, el Salón de la Fama de la NFL abrió anoche sus puertas a siete nuevos miembros que forman la clase del 2014.

El linebacker Derrick Brooks, el punter Ray Guy, el defensive end Claude Humphrey, el tackle izquierdo Walter Jones, el wide receiver Andre Reed, el defensive end Michael Strahan y el defensive back Aeneas Williams ya tienen su busto en Canton tras lograr destacadas trayectorias profesionales.

Durante la noche hubo tiempo para todo. Desde el emocionante momento en el que Jim Kelly, aún luchando contra el cáncer, lanzó un último pase para su compañero Andre Reed, pasando por la retaila de agradecimientos de Brooks, el recuerdo para Lawrence Taylor de Strahan y hasta la promoción del Instagram de su hija que hizo el gran Walter Jones.

Brooks desarrollo una gran carrera en los Tampa Bay Buccaneers terminando con 1.297 placajes, 13.5 sacks, 25 interceptaciones y siete touchdowns defensivos, siendo seleccionado 11 veces para la Pro Bowl y elegido en nueve ocasiones en el equipo ideal de la liga, también fue parte del equipo que ganó la Super Bowl XXXVII y, por si todo esto fuera poco, jamás se perdió un sólo partido de temporada regular en 14 años en la NFL.

Guy se convirtió en el primer punter puro en ser inmortalizado tras 14 temporadas con los Oakland/Los Angeles Raides en las que acumuló 44.493 yardas en 1.049 punts con un promedio de 42,4 yardas por patada.

Humphrey jugó las primeras 10 temporadas de su carrera con los Atlanta Falcons y se retiró con los Philadelphia Eagles, con quienes alcanzó la Super Bowl XV donde perdieron 27-10 ante los Raiders. Humphrey acumula 126,5 sacks en su historial (aunque la estadística oficial sólo se aplica desde 1982).

Jones jugó durante 12 temporadas para los Seattle Seahawks, en donde fue seleccionado para 9 Bowls y para el equipo ideal de la liga en siete ocasiones, jugó también la Super Bowl 2005 y, lo que es más increible, sólo concedió 23 sacks y cometió 9 holdings en esos 12 años.

En sus 16 años en la NFL, 15 de ellos con los Buffalo Bills, Reed acumuló 951 recepciones para 13.198 yardas y 87 touchdowns además fue seleccionado para siete Pro Bowls.

Strahan fue campeñón de la Super Bowl XLII despidiéndose con 141.5 sacks, 659 placajes, cuatro interceptaciones, 24 fumbles forzados, 15 fumbles recuperados y tres touchdowns defensivos. Acumuló siete Pro Bowls, cuatro veces seleccionado para el equipo ideal y ganó el premio al Jugador Defensivo del Año en el 2001. Por si esto fuera poco en 2001 sumó 22.5 sacks, un récord que sigue vigente.

Por su parte, Williams jugó como cornerback para los Phoenix/Arizona Cardinals y como safety para los St. Louis Rams, acumulando 55 pases interceptados y tres sacks además de 12 touchdowns defensivos. Fue seleccionado para ocho Pro Bowls y fue elegido cuatro veces en el equipo ideal, además es miembro del Anillo de Honor de los Cardinals desde el 2008.

HIGHLIGHT DE LA CEREMONIA