Como perder 1,3 millones por yarda

496
El juez árbitro Stephen Burbank

El mundo del derecho en demasiadas ocasiones más que caminar derecho lo hace “torcido”, o más bien “retorcido”, qué es como es la interpretación del derecho. Cuando sale una norma, convenio o contrato, el trabajo de los juristas es buscar agujeros e interpretaciones que favorezcan a sus intereses, para eso se les pagan sus elevados honorarios profesionales.

Tras meses debatiendo sobre qué es exactamente Jimmy Graham el juez árbitro Stephen Burbank nos lo ha aclarado, es TE, y no WR como pretendía el jugador. Esta definición en todo caso merece una aclaración, Jimmy Graham puede ser lo que quiera y donde quiera, pero a efectos del CBA, y sobre todo a efectos salariales, es TE.

El Informe Burbank consta de 14 hojas donde se hace una exposición de hechos, se entra en un debate lingüístico para intentar aclarar que es según el diccionario un “tight end” y un “wide out”. Finalmente se centra en una larguísima reflexión sobre si el jugador se coloca a 2 yardas y media o más, la distancia de un brazo, saca a la luz el reglamento del juego y quién o quienes pueden bloquear, quien o quienes son los jugadores encargados de la marca de aquellos que se sitúan en el slot, de las excepcionales aptitudes físicas del jugador; y todo ello para concluir en el último párrafo del informe que Jimmy Graham es TE.

 «In sum, I conclude that Mr. Graham was at the position of tight end for purposes of Article 10, Section 2(a)(i) when, at the snap, he was aligned adjacent to or «arm’s-length» from the nearest offensive lineman and also when he was aligned in the slot, at least if such alignment brought him within four yards of such lineman. Since Mr. Graham was so aligned for a majority of plays during the 2013 League Year, the NFLPA’s request for «a declaration that the correct tender for Mr. Graham is at the wide receiver position» is denied. »  

De la lectura del informe, largo y en ocasiones tremendamente farragoso y muy técnico, con continuas referencias a otros casos, podemos extraer lo siguiente, Jimmy Graham ha perdido 1,3 millones por cada yarda que no estaba separado de la OL. Esa es la conclusión a la que llega Stephen Burbank, como el jugador se alienado en más del 50% a menos de 4 yardas de la OL es Tight End a los efectos salariales.

Todo el resto de argumento esgrimidos por las partes, tanto jugador como NFL, los ha enviado al olvido, no los utiliza en absoluto en sus conclusiones finales. A Stephen Burbank le da exactamente igual si el jugador fue elegido en el draft como TE, si participa en los programas de entrenamiento de los TE o que este listado en la plantilla como TE. Incluso hace referencia a cómo llegó el jugador a la liga, en su quinto año en la universidad fue TE suplente y en la Combine y en el proceso de “scouting” fue TE, todo es completamente irrelevante en las conclusiones.

Otro argumento que ni tan siquiera ha sido considerado es si el jugador dice en las redes sociales dice que es TE, uno de los argumentos que más polvareda y controversia ha levantado. En un primer momento, a medida que se iban conociendo los detalles del informe, sí parecía que este hecho había sido utilizado, pero de la lectura del informe solamente se menciona en la exposición de hechos, al igual que se dice que jugó al baloncesto. No es utilizado en la argumentación de las conclusiones, en resumen, da igual lo que dijera el jugador en su biografía en las redes sociales.

La no utilización de este hecho es totalmente lógico desde un punto de vista jurídico. En el mundo del derecho si un argumento que no lo necesitas no lo saques a la luz, no le des armas a los rivales pero sobre todo, si lo utilizas puedes sentar un precedente. El sistema jurídico norteamericano es un caso de manual de “Case law”, de jurisprudencia basado en resoluciones de casos anteriores. En un futuro esa resolución se podría volver en tu contra. ¿Que podría suceder si Julius Thomas en su perfil pone que es WR cuando está listado como TE? El juez ha decidido, y con muy buen criterio, no abrir una caja de los vientos de consecuencias imprevisibles.

 ¿Y cuáles son las consecuencias de todo esto?

1) Los ganadores de la controversia son sin ninguna duda los New Orleans Saints, controlan el destino durante los dos próximos años del jugador.

Jimmy Graham tiene ahora mismo encima de la mesa un contrato que le garantiza cobrar 7,035 millones de dólares en la temporada 2014. La temporada que viene los Saints pueden nuevamente usar la designación de “Franchise Tag”, lo que garantizaría al jugador 8,442 millones (un incremento del 120%). Son cifras más que asequibles, poco más de 15 millones por dos años de servicio del mejor TE receptor de la liga

Esto pone en el asiento del conductor a los Saints a la hora de negociar un contrato, que usarán éste arma en la más que previsible negociación que tendrá lugar en los próximos días, las partes tienen hasta el próximo 15 de julio para firmar un nuevo contrato. El objetivo del jugador era ser designado WR para negociar con 12,315 asegurados en 2014 y 14,774 en 2015, un total de 27,09 millones, una diferencia más que sustancial, y que ahora no podrá esgrimir.

El jugador puede apelar la decisión de Burbank en el plazo de 10 días, pero si llega la fecha del 15 de julio sin acuerdo, de conformidad a las reglas del CBA deberá jugar por 7,035 millones en 2014 y esperar al resultado de la apelación.

2) Otra consecuencia indirecta de este asunto es que el CBA es incongruente, a la vez que obsoleto en muchas parcelas, sobre todo en lo referente a las definiciones de las posiciones de los jugadores, se siguen empleando denominaciones de hace 50 años.

Hay casos que resultan especialmente sangrantes, los OL están categorizados todos como tal, desde el OLT pasando por los G y C para terminar en el ORT. Los OLT son los mejores pagados y elevan el caché de todas las posiciones de la línea, por ende se extiende a todo el resto de jugadores de la OL. Puede darse el caso que se ha dado esta pasada offseason, un Center como Alex Mack recibe la designación de “Transition Tag” (algo menor que Franchise a efectos salariales) y se encuentra con tiene garantizado jugar con salario de un OLT, y lo mismo se aplicaría si un equipo utilizara esa designación para un OG o ORT.

Esa distinción de posiciones de línea sí se produce en la defensa, los DE están considerablemente mejor pagados que los DT, cuando todos son miembros por igual de la DL. Por el contrario, en defensa no se distingue entre ILB y OLB, estos últimos mejor pagados que los primeros, como tampoco el CBA contempla los “Elephant”, jugadores híbridos que se colocan tanto como DE como OLB, caso de Terrell Suggs o DeMarcus Ware, por no hablar que no son iguales los DT y DE de las formaciones 3-4 que las 4-3. (incluso hay casos de jugadores listados como FB o RB jugando como TE.

En las posiciones de ataque parece que se hace mas que necesario crear una posición híbrida entre TE y WR. El juez Stephen Burbank ha sentado un criterio, si el jugador está a más de 4 yardas de la OL está fuera del slot y no es un WR sino un TE, si está mas allá se le puede considerar un WR. Esto que parece una tontería puede afectar no solo a TE como Jimmy Graham o Rob Gronskwski, o novatos como Eric Ebron, más conocido por sus facultades como receptor que como bloqueador, es posible que en un futuro pueda afectar a jugadores que hasta ahora no había dudas que eran WR pero se colocan en la mayoría de los snaps en el slot, casos de Wes Welker, Danny Amendola o Anquan Boldin, jugadores que en un futuro próximo podría ser retenidos como TE de conformidad a la decisión de Burbank.

3) Y para terminar, otra conclusión no por conocida menos importante, se ha puesto de manifiesto una vez mas el tremendo poder que tiene la designación de Franchise Tag o Transition Tag para los equipos.

Jimmy Graham sabe que a las malas, jugará con la designación dos temporadas consecutivas y percibirá algo mas de 15 millones, importe que con toda seguridad será el Signing Bonus al que pueda aspirar. La otra salida que tiene es no jugar, o no presentarse a jugar hasta la Semana 10, lo que supone otro año de elegibilidad a efectos de ser declarado veterano.

 Pero, los jugadores firmaron este CBA y fueron ellos los que aceptaron jugar con estas reglas. Quizás el CBA merecería ser objeto de corrección, de igual forma que si Jimmy Graham hubiese ganado este caso, sería la NFL la que se sentaría a negociar algunas parcelas del mismo. Lo que sí parece claro es que ya tenemos lo que seguramente en el futuro se conocerá como “The Jimmy Graham Rule”, o como perder 1,3 millones por yarda.