Análisis del draft 2009. 5 años dan para mucho

1690
Matt Stafford, número uno en 2009
Matt Stafford, número uno del 2009 (AP)

NFLhispano.com me ha invitado a profanar su página con mis análisis draftísticos pero como me es imposible limitarme a cortar y pegar directamente del foro (y me aburro mucho) he preparado una pequeña introducción explicando de qué va la cosa.
Estos análisis surgieron a raíz de la discusión que se estableció en el foro por culpa del megatraspaso de RGIII hace apenas dos años. La idea era intentar valorar el grado de éxito y de fracaso que se obtiene con las elecciones del draft de modo que así todos tuviéramos una referencia mejor de los riesgos que corre un equipo cuando realiza un traspaso de esa magnitud.

Por estas fechas siempre pasa lo mismo, llega el draft y todos los expertos nos calientan los cascos con los magníficos prospectos que van a arrasar la NFL durante la próxima década, todos los años es igual: Fulano es un tackle sensacional, Mengano es un pass rusher brutal, Zutano es el quarterback que ese equipo necesita para convertirlo en un candidato perenne a la Superbowl…

Siempre estamos igual antes del draft y la cruda realidad nos indica que esas expectativas rara vez se cumplen. Al menos es lo que he podido deducir del estudio que he venido realizando desde hace dos años analizando las primeras rondas del draft desde el año 98 hasta el 2009. La cantidad de “petardos” es muy similar a la de jugadores determinantes y la posibilidad de encontrar verdaderas gemas es mucho más reducida que la de encontrarte con un pufo, pero estamos en fechas de esperanza y no vamos a dejar que la realidad nos quite la ilusión de que este año sí, este año va a ser diferente y el equipo de nuestros amores va a encontrar un auténtico mirlo blanco en el próximo draft.

CRITERIOS Y CATEGORÍAS

Entrando en materia paso a explicaros mis criterios (totalmente personales y subjetivos) para calificar a los jugadores. Para establecer la calificación del jugador tengo en cuenta cuatro factores que pondero de manera totalmente subjetiva. No esperéis una fórmula matemática secreta como la que tiene la NFL para otorgar los picks compensatorios. Los cuatro valores que considero son los siguientes.

  • Rendimiento: Fácil de entender: ¿El jugador es bueno o es malo? Más sencillo no puede ser.
  • Impacto en el equipo: Ésta ya es más subjetiva y tiene trampa. Hay jugadores cuya elección puede marcar un antes y un después en la historia de una franquicia. Su fichaje puede condicionar la evolución del equipo, para bien y para mal. Además hay “jugadores-trampa” que si bien han tenido una buena carrera profesional, no lo han hecho en el equipo que los eligió en el draft. Un claro ejemplo sería Steve Young, un bust de manual para los Tampa Bay Buccaneers que luego acabó en el Hall of Fame gracias a un oportuno traspaso a los San Francisco 49ers.
  • Expectativas previas: Confieso que este es el factor que menos pesa en mis elucubraciones porque, seamos francos: ¿Es posible que algún jugador cumpla con el desmedido hype previo al draft? No sé vosotros, pero si Jadeveon Clowney sólo firma 150 sacks en su carrera profesional para mí va a ser una completa decepción…
  • Comportamiento: El último factor que considero y normalmente como refuerzo negativo. Un mal comportamiento extradeportivo es como la guinda que culmina un buen petardazo en el draft. Alcohol, drogas, holgazanería, indisciplina… Todas esas pequeñas cosas que llenan las portadas de las páginas de nuestras páginas web favoritas durante estos momentos de la temporada pesan en mi valoración.

Una vez que ya os he explicado los criterios que sigo para mis personales calificaciones os explico las categorías que atribuyo a cada jugador. De mejor a peor.

  • Hall of Famer, HOF: La clase de jugador que va a acabar teniendo un busto de bronce en Canton. Rendimiento estelar, reconocimientos en forma de nominaciones para la Pro Bowl o el equipo All Pro y alto impacto en el equipo y la liga.
  • Hall of the very good, HVG: Larga carrera, jugando siempre como titular y con un rendimiento excelente pero sin el impacto de las grandes superestrellas.
  • Hall of Good, HOG: Una larga carrera ya sea como titular discreto o excelente especialista.
  • Club de Ni Fú ni Fá, CNF: Utilizando la terminología del enorme Andrés Montés. Un jugador que pasa completamente desapercibido pero que al menos se mantiene en la liga. Hay que tener en cuenta que la duración media de una carrera en la NFL es inferior a tres años así que cualquier jugador que supere esa cifra no se puede considerar un completo fracaso.
  • Bust: Esta categoría yo la explico como un petardo con coartada. Son esos jugadores que me dan cierta pena a la hora de calificarlos como bust ya que su fracaso tiene que ver más con causas ajenas a ellos que a otra cosa. ¡¡¡BUST!!! El no va a más en cuanto a petardazos draftísticos. El fracaso sin paliativos. Normalmente obtienen puntos negativos en los cuatro criterios que considero, son malos, suponen un lastre para el equipo que les escoge, llegan con un hype desmedido que luego no cumplen y normalmente suelen tener problemas extradeportivos. La clase de jugador que provoca la vergüenza entre los aficionados del equipo que los escoge y la mofa eterna de los rivales.

DRAFT 2009

Michael Oher, cuya historia sería la base de la película «The Blind Side», con su familia

Estos son mis criterios y mis clasificaciones, ahora ya me limitó a destripar la muy decepcionante primera ronda del 2009. Al lío:

  1. Detroit Lions, Matthew Stafford, QB, Georgia.- Tiene mucha mejor pinta de lo que realmente es. Grandes cifras gracias a los «Megatronazos» pero completamente inconsistente. Esperemos que el cambio de régimen en Detroit consiga centrarle porque podría ser un excelente jugador y de momento se está quedando en un buen jugador a secas. HOG.
  2. St. Louis Rams, Jason Smith, OT, Baylor.- Uno se pregunta qué vieron los scouts de los Rams para elegir a este jugador como número dos. Era tan malo que los Rams tuvieron que dejarse un pastizal en la agencia libre el año pasado para fichar a Jake Long. Un ¡¡¡BUST!!! de los de exposición.
  3. Kansas City Chiefs, Tyson Jackson, DE, Louisiana State.- Todo el mundo se sorprendió con este pick y no me extraña. Jackson es un jugador aprovechable y ha sido una pieza básica en la defensa de los Chiefs pero uno no se gasta un pick nº3 en un peón de brega. El jugador pertenece a la categoría CNF.
  4. Seattle Seahawks, Aaron Curry, LB, Wake Forest.- Según todos los expertos este tío era el jugador más seguro de todo el draft. Prácticamente un cheque al portador. Lo que nadie dijo es que el cheque no tenía fondos… ¡¡¡BUST!!!
  5. New York Jets, Mark Sanchez, QB, USC.- ¡Cómo nos reímos cuando los Jets subieron a por él! Y el caso es que esa subida tenía bastante sentido puesto que necesitaban un quarterback y Sanchez no iba a estar disponible en su pick. Por desgracia, después de un par de campañas bastante prometedoras ese movimimiento va a pasar a formar parte de la nueva edición del famoso vídeo de la ESPN. Bust.
  6. Cincinnati Bengals, Andre Smith, OT, Alabama.- Vago como él solo pero un talento excepcional y cuando se ha centrado lo ha demostrado. Uno de los mejores right tackles de la competición. HOG.
  7. Oakland Raiders, Darrius Heyward-Bey, WR, Maryland.- Otra elección carcajeante (este draft fue realmente divertido). Sin duda corre mucho pero de poco sirve si no sabes atrapar el melón. Sigue en la liga así que lo dejaremos en bust a secas.
  8. Jacksonville Jaguars, Eugene Monroe, OT, Virginia.- La prueba viviente de que un reloj averiado da bien la hora dos veces al día. Los Jaguars se llevaron un left tackle de lo más solvente. HOG-HVG.
  9. Green Bay Packers, B.J. Raji, NT, Boston College.- Su segunda campaña fue sensacional y su explosión tuvo mucho que ver con el título de los Packers. Desde entonces vive hundido en la mediocridad. CNF.
  10. San Francisco 49ers, Michael Crabtree, WR, Texas Tech.- Es un buen receptor pero para nada la «bestia» que vendía el hype previo. Demasiado lento como para ser desequilibrante. HOG.
  11. Buffalo Bills, Aaron Maybin, DE, Penn State.- Por respeto a las lágrimas vertidas por algún fan al conocer esta elección no haremos demasiada sangre con el comentario. ¡¡¡BUST!!!
  12. Denver Broncos, Knowshon Moreno, RB, Georgia.- Ahora empieza a aparecer un runningback decente y todo pero ni de coña ha justificado su elección en este pick. ¡Nunca escojas a un runningback en primera ronda! CNF.
  13. Washington Redskins, Brian Orakpo, DE, Texas.- Los Bills le dejaron pasar para regocijo de los aficionados de Washington que se llevaron al mejor pass rusher del draft. Las lesiones han lastrado su carrera pero sin duda un jugador de talla. HOG.
  14. New Orleans Saints, Malcolm Jenkins, DB, Ohio State.- Los Saints le colocaron como safety desde el primer día y ahí sigue pero sin epatar. CNF.
  15. Houston Texans, Brian Cushing, LB, USC.- El jugador más desequilibrante en lo que llevamos de draft. Lástima de lesiones porque cuando está sano marca la diferencia. HOG-HVG.

    Brian Cushing y Clay Matthews en USC
  16. San Diego Chargers, Larry English, DE, Northern Illinois.- En una promoción llena de pass rushers decepcionantes English se une a la lista sin demasiado entusiasmo. Sigue en los Chargers aunque su papel es marginal. CNF-Bust.
  17. Tampa Bay Buccaneers, Josh Freeman, QB, Kansas State.- Complicado evaluar a este jugador. Creo que ha demostrado que puede ser un quarterback cuando menos aprovechable aunque su última temporada lo ha marcado como un jugador conflictivo y problemático. Desde luego los Bucs esperaban otra cosa así que lo dejo en bust.
  18. Denver Broncos, Robert Ayers, LB, Tennessee.- ¿Hablaba de pass rushers decepcionantes? Otro que tal baila. CNF-Bust.
  19. Philadelphia Eagles, Jeremy Maclin, WR, Missouri.- Cuando ha estado en el campo ha demostrado ser un buen receptor aunque para nada desequilibrante. Su fragilidad hace que le baje la calificación a CNF-HOG.
  20. Detroit Lions, Brandon Pettigrew, TE, Oklahoma State.- Sin duda es un buen jugador pero tengo la impresión de que no ha dado todo lo que se esperaba de él. HOG.
  21. Cleveland Browns, Alex Mack, C, California.- La segunda vez que un reloj roto da bien la hora en este draft. Los Browns fueron muy criticados por bajar en el draft y luego escoger a Mack pero ha sido una de las pocas veces en las que han acertado en la primera ronda. HOG-HVG.
  22. Minnesota Vikings, Percy Harvin, WR, Florida.- Un jugador completamente desequilibrante, un auténtico difference maker. De los pocos que vamos a encontrar en esta primera ronda y sin embargo los aficionados de los Vikings seguro que no están nada contentos con esta elección. HOG con opciones a HVG si le respetasen las lesiones.
  23. Baltimore Ravens, Michael Oher, OT, Mississippi.- Los Ravens buscaban a su left tackle del futuro y se equivocaron pero encontraron un buen right tackle. CNF-HOG.
  24. Atlanta Falcons, Peria Jerry, DT, Mississippi.- Ni siquiera es titular en una de las líneas defensivas más «insípidas» de la NFL. Ha dejado algún destello de vez en cuando pero nada como para tirar cohetes. CNF-Bust.
  25. Miami Dolphins, Vontae Davis, DB, Illinois.- Un gran espécimen físico pero muy irregular en su juego. Por lo que hemos visto esta temporada a los Dolphins se les acabó demasiado pronto la paciencia con él. HOG.
  26. Green Bay Packers, Clay Matthews, LB, USC.- ¡¡¡Por fin un auténtico crack!!! Las lesiones le han limitado en los últimos años pero cuando está en el campo es un jugador capaz de romper los partidos con su juego. HVG con opciones al HOF.
  27. Indianapolis Colts, Donald Brown, RB, Connecticut.- ¿Cuantas veces he de decir que nunca hay que gastar una primera ronda en un corredor? Y mucho menos en uno tan soso. CNF.
  28. Buffalo Bills, Eric Wood, C, Louisville.- Después de la cagada que tuvieron con Maybin este pick puede parecer la bomba pero tampoco es para tanto. Buen jugador sin más. HOG.
  29. New York Giants, Hakeem Nicks, WR, North Carolina.- Un muy buen receptor al que las lesiones no le han permitido desarrollar todo su potencial. HOG.
  30. Tennessee Titans, Kenny Britt, WR, Rutgers.- El prototípico receptor cabra loca de toda la vida. Unas condiciones inmensas pero también inmensos problemas. A pesar de que tuvo alguna temporada brillante creo que a los Titans no les ha merecido la pena. Bust.
  31. Arizona Cardinals, Beanie Wells, RB, Ohio State.- Sólo hay una cosa peor que gastarte un pick de primera ronda en un runningback y es hacerlo cuando tu línea ofensiva es una puta mierda. Así es normal que luego tu corredor acabe siendo un bust.
  32. Pittsburgh Steelers, Ziggy Hood, DT, Missouri.- Los Steelers buscaban al sucesor del gran [b]Aaron Smith[/b] y está claro que Hood no ha cumplido en ese papel. A pesar de todo es un jugador aprovechable y un titular asentado aunque a su juego le falta brillo. CNF.

Los expertos pronosticaban un draft con pocas estrellas pero rico en la «clase media» y acertaron plenamente. La primera ronda es bastante lamentable pero si estáis muy aburridos os recomiendo repasar el draft entero para comprobarlo.
Y si estáis todavía más aburridos visitad alguna página web especializada y recuperad los comentarios previos al draft sobre estos mismos jugadores. Todos iban a ser la recontrahostia en bicicleta e iban a hacer historia en la liga. Igualito que ahora…

Menos mal que sólo queda una semana para el draft…