El sueño europeo de Pioners acaba en Suiza

395

En una primera parte con demasiados errores, los suizos dejaron resuelto el partido, siendo muy difícil la reacción de los Pioners. Estos llegaron en varias ocasiones a la zona de anotación, pero no fueron capaces de marcar.

Y es que delante se encontraron una legión de jugadores extranjeros, fichados exclusivamente para la competición europea. Hasta 15 jugadores americanos, canadienses y europeos (varios de ellos con experiencia NFL) ha contratado el actual campeón de la EFAF Cup para hacerse un hueco en la élite europea. Los Pioners, además, contaban con las bajas de los jugadores titulares Marc Solà, Alberto Martínez, Abdou Mballo y Dani Belso, lo que tampoco ayudó a Teo Polanco a intentar jugarles de tú a tú a los Broncos.

Los suizos anotaron ya en su primer drive de ataque, en un pase de 22 yardas de Blake Barnes #9 sobre Tissi Robinson #4; Marius Klostermann #96 anotaba el extra point.

Los Pioners comenzaban a atacar y llegaban hasta la yarda 15 contraria, desde donde Sergio Vélez #84 intentaba el field goal, pero éste era bloqueado por la defensa de Broncos. Estos volvían a atacar, tanto por aire como por tierra, dándole el balón a De Vone Jerson Wolfe #32, recién llegado de Atlanta Falcons. Sería este último quien anotaría mediante una carrera de 2 yardas; Klostermann anotaba el punto de chut. Tras un drive sin consecuencias para Pioners, se acababa el primer cuarto.

Ya en el segundo, un nuevo pase, de 32 yardas, de Barnes sobre Robinson daba a los suizos su tercer touchdown; Klostermann anotaba el try. Los ribereños no se rendían, y conseguían avanzar hasta la yarda 12 de Broncos, pero un pase de Andrew Robinson #9 que buscaba touchdown rebotaba en un línea defensivo, cayendo en las manos de Wolfe (que también jugaba en defensa), quien retornaba el balón todo el campo hasta anotar un nuevo touchdown; Klostermann anotaba el extrapoint.

Los ribereños intentaban sobreponerse a su mala suerte, y conseguían avanzar de nuevo hasta la yarda 35 de Broncos. Pero un pase de Robinson era interceptado por Alistair Bailey #5, devolviendo el balón al ataque suizo. Segundos antes de concluir la primera parte, un pase de 18 yardas de Barnes sobre Robinson daba la quinta anotación a los de Chur; Klostermann no fallaba y el 42-0 subía al marcador.

Salían con posesión del balón en la segunda parte los rojinegros, que llegaban de nuevo hasta la red zone. Pero la defensa de Broncos aguantaba la presión y los Pioners quemaban los cuatro downs sin anotar. Salían los suizos en busca del quinto touchdown, pero los ajustes de Polanco en la media parte comenzaban a funcionar y los Broncos chutaban un punt para alejar el balón tras tres intentos fallidos por avanzar. Lo mismo harían los Pioners en el siguiente drive.

De nuevo los suizos con el balón, pero Guillermo Grande #25 interceptaba un pase de Barnes y devolvía el balón a su equipo, quienes comenzaban a avanzar. Comenzaba el último cuarto y los Pioners llegaban a pocas yardas de la goal line de Broncos, pero de nuevo eran frenados las cuatro oportunidades y no podían anotar.

Los Broncos no se conformaban con el resultado y seguían intentando aumentar el marcador, pero la defensa de Pioners había aprendido la lección. Francis Barranquero #21 interceptaba otro pase de Barnes, acabando con el intento. Sin embargo, los Pioners ya empezaban a acusar el desánimo de ante tan poca recompensa para el esfuerzo realizado y chutaban el balón en un punt, tras tres intentos. Los Broncos quería anotar a cualquier costa en la segunda parte, cosa que conseguían mediante una recepción de Lükas Lüstser #19 (quien tendría el extraño honor de convertirse el único jugador de nacionalidad suiza en tocar un balón en todo el partido) a menos de un minuto para el final; esta vez era Dea Baumann #32 el encargado de anotar el extrapoint.

Los Pioners, con pocos segundos, intentaban anotar el touchdown del honor a la desesperada, pero de nuevo Wolfe interceptaba un pase de Robinson, acabando con las esperanzas de los catalanes. Aun intentarían anotar de nuevo los suizos en un par de jugadas, pero sin conseguirlo.

Tras esta derrota, los Pioners quedan fuera de la competición europea, debiéndose concentrar en la liga nacional, donde continúan invictos y matemáticamente clasificados para la semifinal. El equipo de Teo Polanco se tomará unos merecidos días de descanso hasta el próximo partido, que será en Rivas frente a los Osos, el próximo 30 de abril.

Foto: Daniel Good