Templos del Football

1036

Viven a la sombra de los modernos estadios y a pesar de todo siguen en la mente de los aficionados manteniendo la mística y el encanto de la antigüedad. Imperturbables ante el paso del tiempo, son los templos donde miles de seguidores veneran a sus héroes cada domingo, rememorando las gestas en una conexión casi mágica con los tiempos pasados.

Se resisten a caer en el olvido amontonando recuerdos de partidos históricos, remontadas y victorias gloriosas de los equipos locales. Historias de barro, lluvia y nieve que representan la conexión del presente y el futuro con las épocas pasadas donde un estadio no era una marca publicitaria, sino el santo y seña de un equipo o de una ciudad y en muchos casos hasta de un estado.

Con el tiempo poco a poco desaparecerán e inevitablemente darán paso a sus modernos sustitutos que abrirán la puerta del siglo XXI al football, pero mientras esto ocurra y sin importar el tiempo que transcurra se alzarán como los auténticos templos del football. Así que, viajemos por la NFL y recuperemos la historia de esos últimos templos que aún siguen en pie.

 

AFC

McAFEE COLISEUM

Asociado al nombre de Coliseum, han aparecido varios nombres comerciales desde la creación del estadio en 1966, Network Asociates, UMAX Coliseum, hasta dar con el actual de McAfee.
Con un aforo que varia desde los 63.026 espectadores cuando juegan los Raiders, a los 48.219 cuando lo hacen los Oakland Athletics de baseball, el Coliseum costó 25 millones de dólares que debido a las mejoras y renovaciones ascendieron a la cifra final de 125 millones que fue lo invertido en el estadio hasta 1996.

El llamado agujero negro, uno de los estadios más ruidosos y hostiles para los equipos rivales, es el lugar de encuentro de los fans más peculiares de la liga que asisten a los partidos de su equipo del alma, con los más variopintos disfraces pero con la condición de que predomine el negro y plata en ellos.

En su renovación se trabajó las veinticuatro horas al día y ni siquiera durante los partidos de los Athletics de baseball se interrumpió el trabajo.
Como dato curioso el estadio también fue la casa de los Warriors de la NBA.

 

QUALCOM STADIUM

Originalmente bautizado como San Diego Stadium su construcción data de 1968 y costó 27 millones de dólares. Da cabida a 71.294 espectadores y esta ideado para alojar variedad de deportes y eventos de todo tipo. Es además de hogar de los Chargers, la casa de los San Diego Padres (donde ganaron unas series mundiales) de la MLB. También sirve para todo tipo de eventos musicales y deportivos y en 1988 alojó la XXII Super Bowl. Además es sede de la universidad de San Diego State y en enero aloja la Holliday Bowl.

Su nombre fue cambiado en 1981 por el de Jack Murphy Stadium en honor al periodista deportivo Jack Murphy. Este puso todo su empeño y fue parte esencial en la construcción de un estadio para la franquicia de la NFL convenciendo al magnate y propietario del equipo Baron Hilton de trasladar a los Chargers desde Los Angeles Coliseum al futuro estadio en el centro de San Diego. Eso sirvió a su vez de acicate para que la MLB concediera una franquicia a la ciudad que automáticamente paso a jugar en el nuevo recinto. En 1997 la Corporación Qualcom pagó 20 millones de dólares para lucir su nombre en el estadio durante 20 años.

Números retirados:
#14 Dan Fouts

 

ARROHEAD STADIUM

Hogar de los Kansas City Chiefs desde su construcción en 1972 y espejo en el que se mirarían muchos equipos a la hora de construir sus estadios, supuso un coste de 43 millones de dólares para los Chiefs y para el condado de Jackson. En un principio la idea original de la ciudad de Kansas era construir un estadio cubierto para alojar a los Chiefs y a los Royals de la MLB, pero al surgir problemas de diseño en los asientos del publico se decidió construir dos estadios separados, uno para cada equipo.

El de los Royals sería cubierto y el de los Chiefs sería descubierto para mas tarde añadirle un techo retráctil. Iba a ser el primer estadio del mundo que adoptaría tal medida con lo que sería un pionero en ese tipo de instalación deportiva. Entonces el presupuesto se disparó de manera desorbitada y eso unido a una huelga de los trabajadores de la construcción terminó por descartar la idea ya que la fecha de inauguración se acercaba. Se decidió que el estadio sería al aire libre y con hierba natural. Aún en 1984 se estudió de nuevo el colocar un techo en el estadio pero se desechó definitivamente por el alto coste y por que la idea ya no encajaba con la filosofía del equipo ni del público.

Sus 79.451 espectadores presentan uno de los aforos más numerosos entre todos los estadios de la NFL, además de ser también uno de los más ruidosos. La influencia del público es tal en el juego de los Chiefs y de sus rivales que desde 1992 ningún equipo tiene mayor porcentaje de victorias en su casa con un 84,4%.

A pesar de haber transcurrido mas de tres décadas desde su inauguración, se sigue considerando uno de los mejores estadios de la liga e incluso quizás se sitúe entre los mejores del mundo.

Números retirados:
#3 Jan Stenerud
#16 Len Dawson
#28 Abner Hayes
#33 Stone Johnson
#36 Mack Lee
#63 Willie Lainer
#78 Bobby Bell
#86 Buck Buchanan

 

RALPH WILSON STADIUM

Construido en 1973 con un coste de 22 millones y bautizado originalmente como Rich Stadium, gracias al acuerdo de los Bills con la empresa de comidas Rich por 25 años, este coloso con capacidad para 80.024 espectadores se encuentra situado al norte del estado de Nueva York con lo cual el frío, la nieve y el viento son parte intrínseca de la historia de este campo. Lució hierba natural hasta el año 1991 en que esta fue sustituida por el “astro turf” y posee el marcador de repeticiones o Jumbotron más grande de todo Estados Unidos. Para su funcionamiento son necesarios 11 operarios de video y costó 1.3 millones de dólares.

Al finalizar la sponsorización del estadio, que les reporta 1,5 millones de dólares anuales, los Bills decidieron darle al estadio el nombre del propietario del club con lo que pasó a llamarse Ralph Wilson Stadium.

El precario mercado al que los Bills se enfrentan en el estado de Nueva York y algunas andanadas enviadas por su dueño a las autoridades del condado de Erie, hacen temer un cambio de domicilio de los Bills con la consecuente pérdida de uno de los campos más históricos de la liga.

Números retirados:
#12 Jim Kelly

 

NFC

LAMBEAU FIELD

Construido en 1957 con el nombre de Green´s Bay City Stadium presentó un coste de 960.000 $ y originalmente contó con un aforo de 32.150 espectadores. Esta cantidad se fue ampliando con el paso de los años hasta los 72.601 con que cuenta en la actualidad. En el año 1965 tras la muerte del legendario Earl Lambeau el estadio pasó a llamarse Lambeau Field en su memoria, nombre que ha resistido el acoso de la era del marketing hasta nuestros días.

El frío glacial y el viento que presenta en los meses de invierno son santo y seña de los Packers que se encuentran como pez en el agua en el terreno de juego bautizado como la tundra helada o frozen tundra. El apodo fue acuñado después de la famosa final de la NFC del año 1967 entre los Packers y los Cowboys bautizada como Ice Bowl. Con una temperatura de 28 grados bajo cero, un viento de –32 grados y en un terreno de juego semejante a un bloque de hielo, los Packers se llevaron el partido en una jugada de cuarto down en la yarda 1 de los Tejanos en los segundos finales del encuentro. Aquel partido marcó un antes y un después en la historia de los Packers que desde entonces convertirían su estadio en inexpugnable durante los meses de invierno.

Números retirados:
#3 T. Canadeo
#14 Don Hutson
#15 Bart Starr
#66 Ray Nitschke

 

SUN DEVIL STADIUM

Levantado en 1958 con un coste de 1 millón de dólares y con 30.000 espectadores de aforo es el único estadio situado en un campus universitario ya que el propietario del campo es la Universidad del Estado de Arizona. La Arizona State University juega sus partidos ahí desde el año en que se inauguró el estadio.

Cuenta con un aforo actual de 73.521 espectadores y el nombre del estadio surgió de la obviedad que supone soportar las elevadísimas temperaturas que se sufren en los meses en que el sol cae con fuerza sobre Arizona. El Sun Devil Stadium esta excavado literalmente en medio del desierto, lo cual hace que las temperaturas sean altísimas y el calor infernal. Por ello la Universidad de Arizona juega sus partidos por la noche en un intento de escapar de las altas temperaturas, no así los Cardinals que están sujetos a los horarios de la NFL.

El Sun Devil Stadium es sede de la Tostitos Fiesta Bowl de la NCAA y fue sede de la Super Bowl número XXX entre Dallas y Pittsburgh. Sus días como estadio de la NFL están contados pero aún así sigue siendo uno de los estadios mas apreciados en la liga.

Números retirados:
#8 Larry Wilson
#77 Stan Mauldin
#88 J.V. Cain
#99 Marshal Golberg

 

LOUISIANA SUPERDOME

Dañado por el huracán Katrina y desechado para la práctica del football en esta temporada, por razones obvias, en su día fue un prodigio de la ingeniería y marcó el camino para los futuros estadios cubiertos.

Fue construido en 1975 con un coste de 134 millones de dólares y da cabida a 72.968 espectadores. Fue creado con la idea de sacar el máximo rendimiento a su elevado coste y fruto de ello es la cantidad tan enorme de eventos que acoge. El Superdome se encuentra ocupado una media de 250 días al año en eventos tanto deportivos como de cualquier otro tipo. Su techo, hoy seriamente dañado por el huracán Katrina, fue todo un reto para los ingenieros y un orgullo para la ciudad una vez que el estadio estuvo terminado. La idea de jugar en un estadio cubierto enseguida cautivó a la NFL y fruto de ello fue que sólo tres años después de su apertura ya fue sede de una Super Bowl. Sin lugar a dudas, Nueva Orleáns es la sede preferida por la liga para jugar el partido final, ya que no sólo presenta un estadio a salvo de cualquier contingencia meteorológica sino que además el encanto de la ciudad la hace el marco ideal para el turismo y el merchandising que rodea al gran partido.

Además de ser sede de la Super Bowl en tres ocasiones el Superdome ha acogido la Final Four de la NCAA tres veces, la NOKIA Sugar Bowl anualmente, los partidos de la Universidad de Tulane y partidos de baseball colegial y campeonatos de rodeo, además claro está de los partidos de los Saints.

Números retirados:
#31 Jim Taylor
#81 Doug Atkins

 

SOLDIER FIELD

Fue construido en 1924 para los entonces Chicago Cardinals con un coste de 10 millones y con una capacidad para 45.000 espectadoresy reconstruido hace un par de años como New Soldier Field. El primer partido que se jugó en el Soldier Field fue un NotreDame contra Northwestern, con victoria de 13 a 6 para los fighting Irish. A partir de entonces fue sede de diversos partidos de football colegial. El record de publico en un evento deportivo con 123.000 espectadores fue establecido en un partido entre las universidades de NotreDame y USC.

No sería hasta 1926 cuando se jugaría el primer partido profesional curiosamente entre los Chicago Bears y los Chicago Cardinals con victoria para los primeros. Los Bears no fueron los propietarios del estadio hasta pasados cincuenta años de su construcción, jugando todo ese tiempo en Wrigley field, casa de los Chicago Cubs de baseball. En 1971 se mudaron definitivamente al Soldier Field y acometieron diversas reformas que fueron ampliando el aforo hasta los 66.944 espectadores con los que cuenta en la actualidad.

Su nombre fue elegido en honor de los hombres y mujeres que dieron su vida en la primera guerra mundial. Su situación con el lago Michigan al este y sus majestuosas columnas a la entrada son uno de los motivos de sobra para ser fan de los Bears.

Números retirados:
#3 Bronco Nagurski
#5 G. McAfee
#7 George Halas
#28 W. Galimore
#34 Walter Payton
#40 Gale Sayers
#41 B. Piccolo
#42 S. Luckman
#51 Dick Buttkus
#56 B. Hewitt
#61 George
#66 C. Turner
#77 H. Grange

 

GIANTS STADIUM

Construido en 1976 con un coste de 78 millones de dólares y 78.471 espectadores de aforo se encuentra también entre los de mayor cabida de la liga. Levantado originalmente con la idea de ser la casa de los Giants, en 1984 también fue ocupado por los Jets al decidir estos mudarse de Queens al complejo Meadowlands Sports situado en Manhattan.

En un principio los Jets intentaron renombrar el estadio y colocaron una cubierta verde sobre el nombre del mismo para hacerlo más acorde a sus colores y sentirse algo mas identificados, aunque muchos de sus fans no se encontraban demasiado a gusto en un campo que algunos tildan de foráneo. Finalmente los Jets se acomodaron en él y es mas que probable que en el nuevo coliseo que la ciudad de Nueva York piensa construir para futuros eventos deportivos, ambos equipos vayan juntos de nuevo.

Números retirados:
JETS
#12 Joe Namath
#13 Don Maynard
#73 Joe Klecko
Weeb Ewbank
GIANTS
#1 Flherty
#7 Hein
#11 Phil Simms
#14 Y.A. Title
#16 Frank Gifford
#32 Blozis
#40 Morrison
#42 Conerly
#50 Strong
#56 Lawrence Taylor

 

MONSTER PARK

Los dólares son los culpables, como en muchos otros casos, de que este mítico estadio haya cambiado de nombre. Hasta 1994 se denominó con el nombre original de Candlestick Park. Desde 1995 hasta 2001 le dio nombre la empresa informática 3Com para recuperar el nombre al año siguiente y volverlo a ceder a la empresa Monster, que es la poseedora actual de los derechos.

Fue levantado en 1960 con un coste para la ciudad de San Francisco de 24.6 millones de dólares.

El curioso nombre del estadio viene dado por el emplazamiento, Candlestick point, una ensenada que era el hábitat de una antigua ave indígena. El ave en cuestión era parecida a los pollos pero con unas piernas largas y delgadas. Su apreciada carne fue la “culpable” de que fuera extinguido en los años cincuenta.

A pesar de que en su primera temporada (1961) fue la casa de los Oakland Raiders, a partir de ahí los 69.843 espectadores pudieron disfrutar de los legendarios 49ers y de su época dorada. Los Jerry Rice, Joe Montana, Dwight Clark y compañía marcaron una época dorada no solo en la historia de los 49ers sino también en la de la liga.

Candlestick Park fue el primer estadio con facilidades para compaginar el football con otros deportes, en este caso el baseball, y también fue el estadio de los Giants de San Francisco desde su inauguración en 1960 hasta el año 2000.

Números retirados:
#12 John Brodie
#16 Joe Montana
#34 Joe Perry
#37 Jimmy Johnson
#39 Hugh McElhenny
#42 Ronnie Lott
#70 Charles Krueger
#72 Leo Nomellini
#79 Bob St. Clair
#87 Dwight Clark

 

TEXAS STADIUM

Orgullo y santo y seña de los Tejanos hasta la llegada del moderno Reliant Stadium de los Texans el estadio del hoyo en el techo, sobrenombre que recibió enseguida debido a su peculiar concepción, es uno de los coliseos más famosos de la liga tanto por estar ligado enteramente a una de las franquicias más exitosas del deporte estadounidense como por lo curioso de su diseño.
Construido en 1971 para dar cabida a 65.846 espectadores es el único estadio en toda la liga que presenta tan peculiar estilo de construcción.

Un viejo chiste tejano dice que fue construido de tal forma para que Dios pudiera poder ver jugar a su equipo favorito. Otra vieja teoría decía que jamás un equipo que jugara en un dome o estadio cubierto ganaría nunca una Super Bowl, por lo cual los arquitectos recibieron ordenes de proteger a los aficionados de las inclemencias del tiempo a la vez que el terreno de juego debería de poder sufrir los rigores meteorológicos. Este hecho fue “refrendado” al año siguiente cuando los Cowboys vencieron a los Dolphins en la VI Super Bowl. La maldición se mantuvo hasta el año 2000 cuando los Rams se impusieron a los Titans, aunque esa es la única excepción a la regla hasta ahora……

De cualquier manera, lo que sí es cierto es que en los mas de treinta años que han pasado desde su inauguración, el Texas Stadium ha dejado una imborrable huella en la liga y aunque ya esta previsto el abandono del mismo por parte de los Cowboys para dentro de unos años, el olimpo de los dioses tejanos seguirá en la memoria de todos por siempre y será recordado como cuna de grandes leyendas de la NFL.

Números retirados:
Tex Schramm (manager general)
Tom Landry (entrenador)
# 8 Troy Akiman
# 12 Roger Staubach
# 17 Don Meredith
# 20 Mel Renfo
# 22 Bob Hayes
# 22 Emmitt Smith
# 33 Tony Dorsett
# 43 Don Perkins
# 43 Cliff Harris
# 54 Chuck Howley
# 54 Randy White
# 55 Lee Roy Jordan
# 70 Rayfield Wright
# 74 Bob Lilly
# 88 Michael Irving