La historia del Draft

970

Cuando el próximo 22 de Abril Roger Goodell, comisionado de la NFL, anuncie el jugador que es elegido como la primera elección del draft de este año, subirá al escenario del Radio City Music Hall el septuagésimo quinto jugador que ha tenido el honor de ser elegido el primero en este draft. Setenta y cinco es el número de años que lleva en funcionamiento el sistema instaurado por la NFL y copiado después por el resto de ligas de los restantes deportes made in USA.

LOS ORIGENES

Cuando la NFL comenzaba a dar sus primeros pasos allá por 1935, y en aras de una mayor igualdad entre los equipos el propietario de los Philadelphia Eagles, Bert Bell, propuso al resto de la liga la creación del primer draft universitario con el sistema de elecciones que hoy conocemos. Hasta entonces los jugadores que terminaban sus estudios universitarios eran libres de firmar al “mejor postor” y de jugar para el equipo que les resultase más atractivo económicamente.

Benneville “Bert” Bell (1895-1959) fue co-fundador y co- propietario de los Philadelphia Eagles, además de comisionado de la liga desde 1946 hasta su muerte. Como jugador defendió los colores de los Quakers de la Universidad de Pennsilvania hasta que fue llamado a filas para la primera guerra mundial donde sirvió en Francia en un hospital móvil. Al final de la guerra volvió a la universidad pero no pudo graduarse y se incorporó como entrenador voluntario desde 1920 hasta 1928. Posteriormente paso a la universidad de Temple donde fue entrenador de los jugadores del backfield. Su amor por el football le llevó a asociarse con Lud Wray, un antiguo compañero de universidad, para comprar los Frankford Yellow Jackets por 2.500 dólares. La franquicia fue a la quiebra a pesar de ganar el campeonato de 1926 y anduvo al borde de la desaparición aunque fue refundada con el nombre de Philadelphia Eagles y comenzó su verdadera andadura como una de las franquicias de más solera de la liga.

Ya como propietario de los Eagles y con un peso importante en la liga, Bell propuso en 1935 al resto de propietarios la creación del primer draft universitario para el año siguiente. Su pasión por la NFL no solo le sirvió para hacerse un hueco en la historia como propietario, comisionado de la liga e inventor del draft sino que además le inspiró para acuñar la famosa frase: “On any given Sunday, any team can beat any other team.» Sobran las explicaciones.

EL PRIMER DRAFT Y LOS PRIMEROS CAMBIOS

La primera elección de jugadores colegiales se celebró en el hotel Ritz-Carlton de Philadelphia el 8 de Febrero de 1936 y constó de nueve rondas. Paradójicamente el primer jugador seleccionado, el Heisman Trophy Jay Berwarner, que además curiosamente lo fue por los Eagles, no llegó nunca a jugar como profesional.

Para 1937 el draft se había aumentado a diez rondas y en 1939 alcanzó la cifra de veinte. Esto se mantuvo hasta 1944, para en la década de los cincuenta alcanzar la cifra de 30 rondas. Sin embargo la modificación más sustancial llegó en 1938 con la idea de que en las rondas segunda y cuarta podían elegir los cinco peores equipos de la temporada anterior. El número de rondas fue variando a lo largo de los años para terminar en 1993 con las siete actuales.

LOS COMPETIDORES

A mediados de los años cuarenta la liga tuvo que sufrir la competencia de la emergente American Football Conference (AFL), en su intento de fichar a las estrellas universitarias. También la Canadian Football League (CFL) se convirtió en un serio competidor de la NFL y comenzó a robar jugadores a la liga, con lo cual, esta tuvo que modificar las fechas del draft para atrapar a los talentos universitarios cuanto antes, estableciendo las cuatro rondas mas importantes entre Noviembre y Diciembre, dejando las veintiséis restantes para el mes de Enero. Hasta tal punto llego el empeño de intentar preservar a los jugadores de firmar por las otras ligas, que incluso estos eran recluidos durante varios días en hoteles hasta momentos antes del draft. La competencia llegó a su punto mas álgido en 1965 cuando los New York Jets de la AFL en dura competencia con los St. Louis Cardinals de la NFL, fueron capaces de pagar la astronómica cifra de 400.000 dólares a un QB de Alabama llamado Joe Namath. El resto es historia.

ESTABILIDAD POCO DURADERA

Como resultado de la fusión de las dos ligas en 1967 tuvo lugar el primer draft conjunto de la NFL y la AFL. Aquel año los Saints, que eran una franquicia en expansión, cambiaron su elección como número uno a los Baltimore Colts por el QB Gary Cuozzo. Los Colts con el número uno seleccionaron al DE de Michigan State, Charles “Bubba” Smith, que más tarde haría sus pinitos en el cine con la película “Loca academia de policía”. Para mediados de los años ochenta, la NFL se encontró de nuevo con otro competidor en la recién creada United States Football League (USFL). El órdago de la recién creada llego tan lejos que incluso se permitió el lujo de robar a los ganadores del Heisman Trophy durante los tres años que duró el experimento. Jugadores como Jim Kelly, Doug Flutie, Reggie White, Herschell Walker y Steve Young fueron drafteados y fichados por la USFL. Algunas de las principales estrellas del football universitario que fueron “robadas” a la NFL jugaron en los siguientes equipos: Jim Kelly: Houston Gamblers Doug Flutie: New Jersey Generals Hersell Walker: New Jersey Generals Reggie White: Memphis Showboats Steve Young: Los Angeles Express

EL DRAFT COMO SIGNO DE DINASTIA

La importancia del draft fue creciendo con el transcurso de los años; tanto fue así que los equipos pasaron de tener unos simples informes de ciertos jugadores a nivel regional, a montar todo un sistema de scouts por el país ,o incluso, en el caso de los Dallas Cowboys, a ser pioneros en usar un ordenador a finales de la década de los sesenta para llevar informatizado el rendimiento de los mejores universitarios del país. Con el trío formado por el manager Tex Scramm, el entrenador Tom Landry y el director de personal Gil Brandt, los Cowboys fueron el primer equipo en usar la informática para clasificar a los jugadores universitarios. Para ello usaron un programa denominado TROIKA, que puntuaba del 1 al 10 distintos aspectos con la idea de clasificar detalladamente el rendimiento de cada jugador en un intento de tener toda la información posible del mayor número de jugadores para el día del draft. El programa, que comenzó a ser un éxito, fue alquilado a los Rams y a los 49ers que comenzaron a usarlo también. Los detractores del invento vieron como el pronóstico del año 1965 que nombraba a Joe Namath como al mejor jugador resultó a todas luces cierto y su uso comenzó a dar frutos a los equipos que lo usaban. Había nacido una nueva era para el draft.

La ventaja de los Cowboys al usar la informática quedo reducida cuando se creo LESTO (Lions-Eagles-Steelers-Talent Organization). LESTO era la unión de los tres equipos en un intento de compartir información de los jugadores de cara al draft. Al año siguiente se añadieron los Chicago Bears, con lo que el grupo pasó a llamarse BLESTO, organización que se mantiene hasta nuestros días a pesar de que ya no están tanto Bears como Eagles. En respuesta a esta iniciativa surgió CEPO (Central Eastern Personnel Organization) formada por Packers, Colts, Browns y St. Louis Cardinals que, además de compartir información, organizó los primeros work outs previos al draft. No fue hasta 1971 cuando los equipos propietarios originales de TROIKA (Cowboys, 49ers, y Bills) no idearon la primera Combinada, durante la cual, 50 jugadores universitarios fueron invitados a medir sus aptitudes físicas de cara al draft. Durante los siguientes doce años, tanto TROIKA como BLESTO y CEPO celebraron sus combinadas independientes. Del empeño de estos equipos por encontrar talento surgieron muchos Hall of Famers, que fueron el premio a tan arduo trabajo de todos aquellos pioneros en la búsqueda entre los cientos de jugadores universitarios que terminaban sus estudios cada año.

A pesar de que TROIKA (que más tarde al pasó a denominarse QUADRA al unirse a los Saints) y CEPO desaparecieron, en 1982 se celebró en Tampa la primera combinada tal como hoy la conocemos. Todavía habría varias combinadas a nivel nacional, de cada una de las tres organizaciones, pero en 1985 los 28 equipos de la NFL decidieron, en un intento de abaratar costes, unificar todas estas combinadas en una sola a nivel nacional que tras pasar por Nueva Orleans y Arizona terminó como sede en Indianápolis en 1987 que es donde se mantiene desde entonces. En la década de los ochenta los equipos, con la idea clara de que el draft era la vía más fiable para hacer un buen equipo a largo plazo, comenzaron a clasificar a los jugadores por puesto además de tener en cuenta su talla, peso y logros en su carrera universitaria en un intento de controlar todos los aspectos posibles de cada jugador. Además de las pruebas físicas, a la Combinada se le han ido añadiendo exámenes médicos, test psicológicos y entrevistas personales con la idea de tener un perfil más detallado de los jóvenes, que en algunos casos pasarán en unos meses a ser multimillonarios con apenas 20 años.

Con el tiempo se ha ido demostrando que las grandes dinastías de equipos dominantes en la liga se hicieron a través del draft. Tal es el caso de los Steelers de los setenta, de los Cowboys de los noventa o de los Patriots de la primera década del este recién comenzado siglo.

MR. IRRELEVANT

Una vez que los jugadores se han declarado por carta a la NFL “elegibles”, para ello deberán pasar al menos tres años en la universidad, comienza la carrera por ser fichados por cualquier franquicia y lógicamente cuanto más alto sean escogidos en el draft tanto mejor. Para algunos, esto será sinónimo de dinero y fama. Pero no todos pueden entrar en un draft que originalmente engloba aproximadamente a 255 jugadores. Bueno, 255 más Mr. Irrelevant. Este no es otro que el último jugador escogido en el draft y que a pesar de que pueda parecer lo contrario, termina siendo un personaje popular al que se le presta relativa importancia y es premiado con una semana de vacaciones en Newport. El primer jugador que llevó esa etiqueta fue el receptor Kelvin Kirk escogido en el puesto 487 en el draft de 1976 por los Steelers. El actual es el kicker Ryan Succop escogido en el puesto 256 por los Kansas City Chiefs en el draft de 2009.

El resto de jugadores que no son elegidos en las siete primeras rondas del draft, serán en la mayoría de los casos contratados como agentes libres rookies, siendo en algunos casos verdaderos diamantes ocultos por descubrir. Los casos mas famosos de jugadores que no pasaron por el draft y triunfaron en la NFL son Willie Brown, Dick “Night Train” Lane, Kurt Wartner, Warren Moon, Adan Vinatieri, Tony Romo, y Antonio Gates entre otros. Ahí es nada.

DRAFT SUPLEMENTARIO

Por último, hay un grupo de jugadores que por no haber podido terminar sus estudios o bien por problemas académicos, legales o incluso por no haber entregado su petición a la NFL a tiempo, pasan a formar parte del draft suplementario. Este segundo draft se creó en 1977 y se suele situar entre medias del verdadero draft y el comienzo de la temporada regular. El sistema de este draft sigue enfocado a que los equipos más débiles de la liga sigan teniendo acceso a mas jugadores. El orden está fijado en tres grupos. El primero formado con los equipos que tengan seis o menos victorias en la temporada anterior. Luego los equipos que no han llegado a los playoffs y que tengan mas de seis victorias. Y por último clasificar a los doce equipos de playoffs. En este draft no es obligatorio usar las elecciones, pero si un equipo quiere a un jugador deberá comunicar al comisionado la “oferta” que hace por él, en forma de número de ronda. Si ningún equipo más puja con una ronda más alta, se le ceden los derechos al equipo ganador que tendrá que pagar con la misma ronda en el draft del año siguiente.

TRADE VA TRADE VIENE

Si hay algo que hace aún mas interesante el día del draft, o los días anteriores, es la posibilidad de los “trades”. Esto son los tratos que tienen lugar entre los equipos con la idea de obtener a un jugador en concreto. Las elecciones se cambian, se compran o se venden y los equipos suben o bajan en el orden de elección original, con la intención de hacerse con rondas extras o jugadores específicos. Para ello se usan unas tablas de equivalencia creadas por la NFL que establecen el valor de cada ronda y su equivalencia a la hora de ser cedidas a otro equipo. Por ejemplo, la primera elección de la primera ronda vale 3.000 puntos, y la segunda 2.600, con lo cual un equipo que quiera ser el primero en elegir tendrá al menos que sumar entre sus elecciones esos 3.000 puntos que le dan derecho a ser el primero.

También existe una tabla para valorar a un jugador veterano cuando se trata de tasarlo de cara a un hipotético traspaso. En este caso se tienen en cuenta su experiencia y titularidades en la liga. Los dos grandes trades de la NFL tuvieron como protagonistas a dos RBs. En 1999 los Saints de Nueva Orleáns cedieron a los Redskins todo su draft de ese año (seis elecciones) mas una primera y una tercera rondas del año 2000 por el derecho de elegir a Ricky Williams, el corredor de la Universidad de Texas. Este era el traspaso más grande desde que en 1959 Los Angeles Rams enviaran a nueve jugadores y algunas elecciones del draft a los Chicago Bears a cambio del fullback Ollie Matson.

 

Pero si hablamos del gran trade de la historia de la NFL que tuviera al draft como protagonista, no podemos olvidarnos del “Hershell Walter trade”. Con solo un mes de temporada en 1989, Jimmy Johnson, el entonces entrenador de los Cowboys, vio que su equipo era tan malo que solo cambiando a su gran estrella podía enderezar el rumbo de la franquicia. Este jugador no era otro que el antiguo ganador del Heisman Trophy, Hershell Walker, corredor estrella de los Cowboys Johnson consideró en principio intercambiar al receptor Michael Irving pero fue disuadido por Al Davis, el propietario de los Raiders, con lo cual los Cowboys comunicaron oficialmente a la liga su deseo de traspasar a Walker al mejor postor. Varios equipos mostraron su interés pero finalmente los Vikings, en dura pugna con los Browns, se hicieron con los derechos de Walker. La operación fue tan enorme que involucró a 18 jugadores y se desglosó de la siguiente manera:

-Los Cowboys enviaron a Walker, una tercera ronda, la quinta ronda de los Chargers que tenían en posesión, una décima ronda y por último una tercera ronda del año siguiente.

-Los Vikings pagaron por Walker cinco jugadores, la primera, segunda y sexta rondas de aquel año 1990, además de la primera y dos segundas rondas de 1991 (condicionales) junto con la primera, una segunda y una tercera de 1993 (condicionales).

Con aquellas elecciones los Cowboys no solo escogieron a Emmitt Smith en el draft de 1990, sino que además Darren Woodson llegó al Rancho un año mas tarde y el resto de elecciones en los años siguientes sirvieron a su vez para crear a uno de los mejores equipos de la historia que en las siguientes cuatro temporadas ganaría tres anillos.